top of page

¡Escala hacia la aventura!

¡Bienvenid@s al emocionante mundo de la escalada!


La escalada es una actividad fascinante que no solo ofrece diversión y aventura, sino también una serie de beneficios físicos y mentales para los más jóvenes. Si estáis buscando una actividad emocionante y enriquecedora para hacer, la escalada puede ser la elección perfecta. Sigue leyendo para enterarte de todo lo que necesitáis saber sobre este apasionante deporte y por qué deberíais considerar contratar la actividad de escalada para tu grupo.


1. Emocionante y divertido:

La escalada es una experiencia emocionante y llena de diversión. Imagina a los niños y niñas de tu grupo superando desafíos, alcanzando nuevas alturas y conquistando sus miedos mientras disfrutan de un ambiente al aire libre. La escalada les brinda la oportunidad de explorar un nuevo entorno, descubrir nuevas habilidades y fortalecer su confianza personal.


2. Desarrollo físico:

La escalada es una actividad que involucra todo el cuerpo y proporciona un excelente ejercicio físico. A través de movimientos como trepar, estirarse, balancearse y agarrarse, los niños y niñas fortalecen su coordinación, equilibrio y flexibilidad. Además, desarrollan fuerza en los músculos de todo el cuerpo, incluyendo los brazos, piernas y el núcleo.


3. Estimulación mental:

La escalada no solo ejercita el cuerpo, sino también la mente. Cada ruta de escalada presenta un desafío único que requiere concentración, toma de decisiones y resolución de problemas. Los jóvenes escaladores aprenden a analizar situaciones, planificar movimientos y encontrar la mejor manera de superar obstáculos. Esta estimulación mental fortalece su capacidad de atención, creatividad y pensamiento estratégico.


4. Construcción de confianza:

La escalada es un deporte que promueve la superación personal y el desarrollo de la confianza en uno mismo. A medida que los niños y niñas se enfrentan a desafíos en la pared de escalada y los superan, experimentan una sensación de logro y adquieren confianza en sus habilidades. Aprender a confiar en su propio cuerpo y en su capacidad para resolver problemas les proporciona una valiosa base para afrontar desafíos futuros.


5. Trabajo en equipo y comunicación:

La escalada también es una excelente oportunidad para fomentar el trabajo en equipo y la comunicación entre los jóvenes. Al participar en actividades de escalada en grupo, los niños y niñas aprenden a comunicarse eficazmente con sus compañeros, a brindarse apoyo mutuo y a tomar decisiones colectivas. A través de la colaboración y la confianza en los demás, se establecen lazos fuertes y se desarrollan habilidades sociales valiosas.


6. Seguridad ante todo:

Es natural que como responsable de tu grupo te preocupes por la seguridad. Sin embargo, la escalada es una actividad que se lleva a cabo bajo estrictas normas de seguridad y supervisión. Nuestro rocódromo cumple con la normativa europea de seguridad (UNE EN 15567_1), con un sistema de línea vida continua 100% seguro.



¡No dejéis pasar esta oportunidad y reservad vuestra aventura vertical hoy mismo!


10 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page